Vinotecas y vinerías boutique: un sector poco explotado para franquicias familiares

Pertenencia, calidad, trazabilidad y atención de sommelier son los pilares de las vinotecas y vinerías boutique. Un rubro interesante y rentable muy adecuado para potenciar a través del sistema de franquicias.  Una vinoteca es mucho más que un negocio de venta de vinos y demás bebidas alcohólicas. Tras un período de auge a comienzos del […]

Pertenencia, calidad, trazabilidad y atención de sommelier son los pilares de las vinotecas y vinerías boutique. Un rubro interesante y rentable muy adecuado para potenciar a través del sistema de franquicias. 

Una vinoteca es mucho más que un negocio de venta de vinos y demás bebidas alcohólicas. Tras un período de auge a comienzos del 2000, en sintonía con la buena etapa que estaba pasando la industria vitivinícola, en los últimos 4 o 5 años, el sector se vio afectado por cambios en las políticas económicas, la pérdida de mercados en el exterior y un exceso de producto. Después de un período en el que muchos debieron bajar la persiana y sólo permanecieron aquellos con mejores posibilidades de resistir, hoy, según datos de la Cámara Argentina  de Vinotecas y Afines (CAVA), existen en Argentina casi 4 mil puestos de venta. En toda pequeña ciudad o barrio hay o puede haber una vinoteca. Grandes y prolíficas en cantidad de locales y producto, pero también pequeñas, con menor volumen de venta pero con los mismos rasgos que identifican a este tipo de emprendimiento: una experiencia individualizada que resalta la sensación de pertenencia en el consumidor, productos diferentes a los de otros canales de venta y trazabilidad, es decir la posibilidad de saber exactamente el origen y procedencia de un producto de alta calidad.

Vinotecas y vinerías boutique

El sector de las vinotecas ha sufrido en los últimos años cambios significativos que le han dado una nueva forma, más cercana a la actualidad: la apertura de nuevos canales de venta (especialmente  online), el cierre de locales de venta directa, la distribución en otros locales minoristas y el aumento en la especificidad. Productos más seleccionados,  menos masivos y también, al igual que en otros movimientos gastronómicos, la tendencia gourmet en la que el consumidor opta por gastar un poco más para obtener algo mejor y diferente.

Así, actualmente el mapa de las vinotecas está representado, por un lado, por las marcas más longevas en el mercado, (Tonel Privado, Frappe o Ligier) con más de 10 locales cada una, aggiornadas en imagen, formas de venta y producto y, por el otro, vinotecas con locales más pequeños y una gama de productos más reducida pero igual de individualizada para apuntar a satisfacer los gustos del consumidor actual. Según Sergio Cerro, Presidente de la Cámara Argentina de Vinos y Afines, “en el sector hay muchas actividades como degustaciones, ferias, cenas, y todo eso modifica al consumidor, hace que muchos consumidores quieran vivir la experiencia de pertenecer que es tan propia del sector y de las vinotecas.”  Ese es quizá uno de los grandes atractivos que hacen que vinotecas y vinerías boutique se multipliquen en cada barrio o ciudad.

Tonel Privado, Ligier y Frape son las más conocidas por el número de locales. Tonel privado cuenta con 15 locales entre zona Norte y Ciudad de Buenos Aires: venta telefónica, venta online, venta corporativa y venta por catálogo. Entre sus productos, además de vinos, hay espumantes, whiskies y cervezas acompañados de snacks dulces, salados y bebidas energizantes. Ligier cuenta con una página web destinada exclusivamente a la venta online y una trayectoria en el negocio de la venta de vinos de bodegas exclusivas desde hace 50 años. En ese tiempo ha sabido adaptarse a los cambios y permanecer como referente. La empresa cuenta con 10 sucursales ubicadas en los centros neurálgicos de los barrios porteños más conocidos, contando en todos los casos con un amplio showroom, atención personalizada, cava de vinos, sala de degustación y espacio para eventos. Por su parte, Frappe posee 17 sucursales, 1 de ellas en Cariló, partido de la Costa. Al igual que los otros también grandes del sector, despliega una amplísima gama de productos y un fuerte canal de venta online a través de su página web. Y para fortalecer el concepto de pertenencia y de exclusividad de la experiencia de elegir un vino, Frappe edita una revista online en la que retrata bodegas y a los más importantes exponentes del sector.

Las vinerías boutique, con idéntico perfil a las grandes vinotecas y concepto pero con puntos de venta más reducidos en espacio y menor recambio de stock o volumen de venta, constituyen un bloque casi virgen por franquiciar, atractivo para el mediano inversor que busca emprender en algo manejable de forma individual y trato directo con el cliente. Para Sergio Cerro, de la CAVA, “se trata de un canal muy interesante con perfil familiar, donde se prioriza la experiencia y el trato, el cuidado y la calidad. Eso es la vinoteca.” Una experiencia directa, particular e individual, con características atractivas para quien busca una franquicia manejable dentro del ámbito familiar, casi monoproducto, pero donde la variedad es primordial, se tiene un trato directo con el cliente sin intermediarios y se complementa con actividades dirigidas a atraer y fidelizar clientes en el mismo ámbito del local en grupos reducidos. Para quienes buscan un negocio que no requiere empleados y disfrutan el trato directo con el público, una franquicia de vinotecas parece ideal. El único problema: hay muy pocas. Vinotecas y vinerías boutique son entonces un terreno interesante para quien pueda despegarse y definir un concepto que, sin perder la esencia que hace al negocio de las vinotecas, se constituya en algo franquiciable.

Lee también: Panorama actual y perspectivas del mercado del Fast Food en Argentina

Experiencia particular y atención sommelier

Un año después de haberse lanzado al mercado su concepto de franquicia en 2014, EnoGarage ya tenía 10 puntos de venta. Si bien actualmente no está ofreciendo franquicias, Enogarage surge hace 10 años como desprendimiento de una distribuidora de vinos que vio en la venta directa al cliente la posibilidad de completar el negocio. Sus características: partidas limitadas, vinos de autor, vinos premiados, empleados con conocimientos de sommelier y la oferta de lo exclusivo. Como explica Sebastián Trimarchi, “el vino es un producto poderoso. La diferencia de las vinotecas respecto de otros es que la venta es asesorada, el que no hace una venta asesorada comete un error.” Con su primer local en la zona Norte de Buenos Aires, sus franquicias penetraron rápidamente en la ciudad con locales en Belgrano, Barrio Norte y Recoleta. Actualmente EnoGarage posee cuatro locales propios, una única franquicia  y una tienda web para potenciar la venta online. “La fidelización de clientes es la clave del negocio, hacer que el cliente pase por el local, mire y después venga a concretar la compra y se sienta cómodo.” Degustaciones y eventos para un número reducido de clientes son sólo algunas de las herramientas que las vinotecas como Enogarage ponen en marcha para que su consumidor tenga al negocio siempre presente. De hecho, incluso a través de su canal online Enogarage logra que el cliente se sienta motivado a pasar por el local. “Incentivamos que el consumidor retire el pedido online por el local. El portfolio del local es mayor que el online para que se sienta tentado a hacerse cliente del local,” comenta Sebastián Trimarchi.

Después de iniciarse en el negocio de la venta de bebidas alcohólicas a través del alquiler de barras móviles, Rodrigo Guardia se dio cuenta de que en la provincia de Mendoza y provincias aledañas el mercado de la venta y oferta de bebidas alcohólicas estaba sin explotar. El asesoramiento del Estudio Canudas, profesionales especialistas en franquicias, y la experiencia inicial con las barras fue el puntapié inicial para crear GoBar, un almacén de bebidas alcohólicas, tienda de conveniencia, con atención personalizada que después de su creación en  2008 ya cuenta con 12 sucursales propias y 38 franquicias. Un negocio sustentable en el tiempo y rentable que hizo que tomara la decisión de expandirse por medio de franquicias. “Entendemos que las bebidas alcohólicas son bienes de primera necesidad y que el cliente no deja de consumirlas si disminuye su presupuesto o baja su calidad en el consumo por las contantes subas de precios,” comenta Mariano Perez, Gerente Comercial de GoBar. La inversión para adquirir una franquicia de GoBar está entre los 650 y 700 mil pesos, incluido el fee de ingreso y el tiempo de recupero es de 18 a 24 meses. En las perspectivas a corto plazo de GoBar está “llegar a las 90 sucursales funcionando correctamente en más de 15 provincias del país.”

También con perfil de almacen de bebidas está Full Escabio, con 9 locales repartidos en zonas muy céntricas de la Ciudad de Buenos Aires y zona Sur. Con un público que busca bebidas para disfrutar en eventos deportivos y un target joven que no requiere una atención tan especializada o individualizada pero encuentra en Full Escabio un lugar de abastecimiento con amplia variedad de productos, la empresa utiliza mucho las redes sociales para dar cuenta de promociones y concursos.

El concepto de cerveteca también se franquicia

Además de vinos, las vinotecas incluyen productos complementarios y otras bebidas también alcohólicas. Algunas incluso se animan con la cerveza. Sin embargo, la cerveza, actualmente casi limitada al reino de las cervecerías artesanales tan en auge, también existe fuera de la cerveza tirada o de barril. Existe una gran cantidad de cervezas, nacionales y extranjeras envasadas para un consumidor que, al igual que en la vinoteca, busca productos de origen, inusuales, exclusivos y el asesoramiento de quien conoce su producto a la perfección. Código Cerveza se dedica justamente a eso. Esta cerveteca es una marca joven con 8 años de experiencia en gestión en el rubro de las cervezas. “Fuimos los creadores del concepto cerveteca tal cual lo implementamos en Código Cerveza. Además ya somos una red que se va a expandir y eso tiene beneficios especialmente ante los proveedores”, comenta Guillermo Poujade, socio gerente. La empresa ya cuenta con 4 locales y tiene un fuerte concepto de franquicia donde su misión es generar un ambiente donde comprar para consumir responsablemente, no tanto en cantidad sino en calidad. Con sus cuatro locales repartidos en Corrientes, Chaco y Misiones, Código Cerveza aún no posee franquicias en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La inversión total inicial para adquirir una de sus franquicias es de 1.3 millones de pesos, con un fee de ingreso de 130 mil. “El 95% de la inversión es tangible en bienes durable y productos de consumo. Damos soporte constante durante la apertura, la inauguración y después somos consultores constantes para que el franquiciado se sienta contenido y acompañado,” comenta Guillermo Poujade. “La perspectiva a futuro es muy buena porque no hay nada que indique que vaya a caer el consumo.”

Perspectivas en el mediano plazo

La venta online o e-commerce es un punto de competencia importante dentro del sector ya que existen emprendimientos de venta exclusivamente online sin atención al público. Si bien a primera vista es un problema para vinotecas y cervetecas, en realidad se trata de consumidores con necesidades y perfiles diferentes, que priorizan cantidad o precio. No obstante, la venta online es un servicio que los negocios boutique de venta de bebidas están incorporando como forma de distribución que no reemplaza la experiencia de venta en el local pero es importante que exista dentro de la estructura de las vinotecas para aportar a la satisfacción del cliente. La vinoteca es “un negocio para el que le apasiona el mundo del vino. Es una manera excelente de congeniar trabajo, placer y el contacto con los dueños de las bodegas y el cliente con el mismo interés,” y si bien  no hay franquicias en el sector actualmente, con un contexto económico estable, la reapertura de franquicias es una posibilidad segura. Pocos jugadores a mediana escala y mucho terreno por cubrir en un mercado aún no masificado son puntos que cualquier emprendedor debería tener en cuenta para decidirse por una franquicia en vinotecas o para encarar la creación de una.

Encontrá tu próximo emprendimiento

Buscador de franquicias

CONSULTAS

Ayacucho 980, C1111AAD CABA
info@gastrofranchising.com