Bares nocturnos: gastronomía y entretenimiento todos los días y a todas horas

El aumento en el consumo de bebidas alcohólicas y  el auge de la coctelería, transforman el concepto de bar nocturno en una atractiva apuesta comercial, novedosa y sofisticada que, al agregar entretenimiento, no para de sumar clientes.

Beber más y con moderación

Entre 2004 y 2013, el consumo de bebidas alcohólicas registró un aumento del 20,5%. Traducido a litros por persona, significa que se pasó de 66,6 a casi 71 litros anuales. El podio de consumo indiscutido sigue siendo para la cerveza pero el aumento en el consumo de aperitivos es notable. No es de extrañar ya que esto sigue una tendencia mundial a buscar bebidas con grados más bajos de alcohol, combinarlas con otras bebidas no alcohólicas o incluso jugo de frutas y ampliar de esa manera la variedad de sabores. Además, este tipo de bebidas pueden ofrecerse solas, reflejado en el aumento también de la coctelería, o integradas en una secuencia gastronómica. La necesidad de opciones más saludables llegan así también al consumo de alcohol  y la coctelería es su versión refinada, con opciones de bebidas que buscan recuperar sabores locales, productos locales y ganar en variedad. De hecho, el fenómeno de la coctelería no es propiedad particular sólo de las grandes urbes como Buenos Aires, sino de cada vez más ciudades de nuestro país (Rosario, Córdoba, Mar del Plata o Calafate.). Con un local en Rosario, por ejemplo, además de otros puntos estratégicos, está Negroni. Con un primer local en Palermo Hollywood en 2012 y posteriormente locales fuera de Argentina en Montevideo y Punta del Este, Negroni café y bistró suma también franquicias en Asunción y Miami. Según un informe de Estudio Canudas, profesionales en franquicias, el 17 % de los negocios franquiciados en el exterior corresponde al sector gastronómico y dentro de Latinoamérica, Argentina es el país con mayor número de franquicias en el exterior.

A la alta coctelería que ofrece Negroni, en una amplísima variedad de bebidas y combinaciones, añade también una carta con platos italianos y sushi. Un aliciente importante es que, si bien de horario y público nocturno, una opción a sumar es la posibilidad, como hace Negroni, de sumar los fines de semana el horario diurno entre el mediodía y la media tarde con propuestas de almuerzo y así, mediante esta estrategia, ampliar su número y tipo de cliente.

 

Cervecerías vs bares nocturnos

El consumo de alcohol beneficia a todos aquellos en el negocio de venta de bebidas alcohólicas, pero cervecerías y bares se diferencia notablemente. Ambos en expansión, el ambiente de la cervecería es más casual y distendido, con un único producto estrella en muchas variedades. Mientras que los bares nocturnos basan su oferta en la variedad de combinación y bebidas base, suelen dirigirse a un cliente que busca un ambiente más sofisticado y apelan al entretenimiento como diferenciador: música en vivo, DJs o shows, los bares nocturnos atraen a un público joven y adulto cualquier día de la semana y muchos se han vuelto incluso lugar de reunión para muchas empresas después del horario laboral. De hecho, los After-office, los 2x1 y el After-Hour son algunos de los recursos a los que más recurren estos emprendimientos para atraer y mantener público. La locación ideal para una franquicia de este tipo: polos comerciales y/o gastronómicos, zonas con buena iluminación para que los locales sean bien visibles.

No existen estadísticas específicas para este sector, pero según información de algunas páginas especializadas, existen sólo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires más de 100 bares nocturnos y de entretenimiento. Sin embargo, al igual que el sector gastronómico en general, también este tipo de bares se ven afectados por factores como la inestabilidad en el consumo y los aumentos de costos. Según Mateo Lorenzo, representante de The Temple Bar, “cierran muchos locales gastronómicos, siguen abriendo cervecerías. La mayoría sin un mensaje claro, simplemente ofreciendo más y más canillas, algo que atenta contra la calidad de la oferta ya que no hay un desarrollo de proveedores como para este crecimiento. Estamos es una especie de burbuja cervecera.” The Temple bar nació como un único local en el centro porteño y en 2012 y 2013 respectivamente abrió su segundo y tercer local en Recoleta primero y en Palermo después. “Ya con el segundo local, comenzamos a manualizar operaciones y documentar todos los procesos. Un poco con la esperanza de expandirnos, otro poco con la idea de seguir mejorando internamente repreguntándonos cómo hacíamos las cosas,” comenta Lorenzo. “Hay mucho terreno inexplorado. A Temple viene gente de muchos lugares, no sólo de los barrios donde estamos ubicados. El público fue abriendo estas nuevas puertas con el tiempo.” Así, la idea maduró y en 2016 The Temple Bar da el paso a la primera franquicia en Córdoba. Hoy la empresa cuenta con cuatro locales propios y dos franquicias. Su oferta no se limita a la cerveza, tienen comida y una amplia carta de tragos.

 

Un tipo de franquicia que no le teme a la noche

¿Qué hace atractivo al sector de bares nocturnos desde el punto de vista del interesado en adquirir una franquicia? Un nivel de rotación más alto, márgenes de rentabilidad mayores, una menor sensibilidad al precio y la recurrencia en el consumo los hacen un negocio atractivo, opina Mateo Lorenzo, responsable de The Temple Bar. Según Lorenzo, el perfil de franquiciado ideal para The Temple Bar son jóvenes de entre 25 y 40 años, profesionales, en la búsqueda de un segundo ingreso, un negocio propio con asistencia y soporte de experiencia. Personas que buscan un mayor retorno a partir de una opción diferente de inversión a las tradicionales. La inversión inicial incluyendo el fee de ingreso para una franquicia de The Temple Bar está en los 120 o 130 mil dólares, a lo que hay que sumar un 5%  de las ventas brutas en concepto de royalties. Además, “acompañamos al franquiciado en la búsqueda de local, diseño de lay out y estética, soporte de proveedores para la obra y armado de apertura e inauguración en conjunto. Con el negocio en marcha, tenemos personal dedicado al soporte constante en comunicación, operaciones y gestión,” explica Lorenzo. Para los próximos tres años, la empresa planea la apertura de 10 franquicias más, con la apertura de tres en el transcurso de 2017.

Centrado en una oferta de tragos basados en tequila o chupitos de los que ofrece una variedad que supera los 150, Chupitos Bar cuenta ya desde 2014 con locales en puntos estratégicos como Las Cañitas, Palermo Hollywood, Palermo Soho y Castelar. La empresa, además de promociones especiales, ofrece el servicio de barra móvil, es decir, trasladar una barra a un evento –tanto corporativo como privado. La inversión total para una franquicia de esta marca ronda 1 millón de pesos más 5% en concepto de regalías y otro 2% en publicidad.

Un ejemplo de bar nocturno con entretenimiento muy atractivo para un cliente que busca distracción después de la jornada laboral es Tazz.  Combinación de bar y restaurant ofrece además distintas opciones de juego según la edad. El mercado de Tazz comprende tanto a hombres como a mujeres entre los 6 y los 50 años. Este público se divide en tres unidades de negocio: Menores (de 6 a 17 años), Mayores (de 18 a 35 años), y Corporativos (entre 25 a 50 años). La empresa tiene dos locales: uno en Palermo Soho y otro en Palermo, este último con capacidad para 350 personas. Fundado en 1996, Tazz abre su primera franquicia en 2001 y hoy es reconocido por su atractivo para eventos sociales y corporativos. La inversión inicial para poseer una franquicia de Tazz arranca en los 850 mil pesos, a lo que se suma un canon por regalías del 3% sobre las ventas netas.

 

Cadenas con fuerte presencia en el interior del país y proyección internacional

“Disfrutar a toda hora, todos los días del año” es uno de los lemas de la cadena Johhny B. Good. Esta cadena cuenta con más de 17 locales en Argentina y el exterior y recientemente abrió un nuevo local en Las Lomitas, un importante polo gastronómico de la zona Sur de la provincia de Buenos Aires. A esta última apuesta se suman cinco locales en la provincia de Córdoba (además de Carlos Paz y Río Cuarto), otro en San Juan, Neuquén, Tucumán, Mendoza, Santa Fé, Puerto Madero (Ciudad de Buenos Aires) y dos en Paraguay. Johnny B. Good es un bar-restaurante temático musical y como tal, su esencia de marca es la música y crear un ambiente donde la música lo impregna todo. A una ambientación atractiva con elementos del rock&pop suma una oferta gastronómica que cubre todas las jornadas del día: desayunos, almuerzos, cenas y una carta especial de bebidas y coctelería para el after-office y el after hour. Johnny B. Good tiene, a diferencia de otros bares nocturnos y de entretenimiento, un elemento muy interesante para fidelizar y darse a conocer: una revista centrada en la música pero que es emblema de la marca que puede encontrarse gratuitamente en sus locales. Para el futuro inmediato la marca planea abrir dos nuevos locales, uno en la capital de Santa Fe y otro en Santiago de Chile, además de seguir expandiéndose en Uruguay.

Otra marca importante que también eligió la ciudad de Rosario es Rock and Feller´s. En la zona de Alto Rosario, el local posee espacio para 400 comensales y una amplia terraza. Su interior, una iluminación poderosa y paredes donde los símbolos del rock completan el ambiente.  También buscando poner un pie en Rosario está  Hard Rock café, sin duda otra de las grandes empresas que llevan la franquicia de bares más allá de las fronteras. Desde 1995 la empresa tiene un local en Buenos Aires, en el corazón del barrio de Recoleta y un segundo local en Ushuaia, siendo el quinto local en extensión de los 184 que la cadena posee alrededor del mundo. Pero la empresa ha mostrado recientemente la intensión de abrir un local de 900 mts2 en la ciudad santafecina de Rosario en el mismo polo gastronómico donde se ubica el local de Rock and Feller´s, en Bulevar Oroño y el río.

Internacional también, pero con un giro hacia el deporte y no la música, es el perfil de Locos por el Futbol. Su insignia es la gastronomía y la bebida en un entorno donde el futbol es el protagonista pero como todo sport bar, el deporte y los eventos deportivos son el centro y reclamo para los clientes. Locos por el Futbol nació de la mano de la televisación codificada de los partidos de futbol. La empresa estuvo en manos de TyC hasta 2009. Con la televisación abierta, en la que cualquiera podía ver los partidos de futbol desde el living de su casa, la empresa decidió desvincularse y pasar la marca a una empresa de management (TBM). En la renovación se cerraron los locales en las zonas de Caballito, Aeroparque y Recoleta y, actualmente, Locos por el futbol tiene un único local en Buenos Aires y cuatro en Colombia. La inversión inicial parte desde los 150 mil dólares más un 4 % de la facturación mensual en concepto de regalías.

 

La evolución de las franquicias gastronómicas

Según datos del portal www.gastrofranchising.com, especializado en el sector de franquicias gastronómicas, los pubs y bares temáticos pertenecen a las franquicias de nueva generación ya que se nutren de los cambios sociales y culturales y buscan responder a esas necesidades que surgen en el nuevo consumidor. Como tales, representan la evolución del sector y muy posiblemente su futuro, donde lo lúdico va de la mano de lo gastronómico, se adapta a edades y momentos del día y todos tienen un lugar.

 

Fuentes

Mateo Lorenzo – The Temple Bar

www.thetemplebar.com.ar

Estudio Canudas

www.estcanudas.com.ar

www.jbgood.com

www.barchupitos.com

www.tazzbars.com.ar

www.locosxelfutbol.com

www.rockandfellers.com.ar

www.hardrock.com

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com