Pizzas y empanadas: un mercado clásico que se adapta al inversor y al consumidor

Superando los vaivenes del mercado, las franquicias en pizzas y empanadas siguen atrayendo a consumidores e inversores con precios competitivos y la posibilidad de invertir con menos.

En una época marcada por la contracción del consumo y el cierre de muchos emprendimientos gastronómicos, el sector de las pizzerías y venta de empanadas logra permanecer en pie, adaptándose a los incrementos en los insumos y la presión económica que hizo desaparecer a tantos otros negocios. Quizá por su amplísima aceptación por parte del consumidor o por una mayor facilidad para adaptar sus márgenes de rentabilidad y costos a los cambios bruscos, lo cierto es que la venta de pizzas y empanadas sigue siendo una apuesta fuerte y sólida con una oferta en franquicias que ha sabido también adaptarse y diversificarse según los nuevos hábitos de su consumidor.

Según datos de la Asociación de Propietarios de Pizzerías y Casas de Empanadas (APPYCE),  En la Ciudad de Buenos Aires existen más de 800 pizzerías y si sumamos a eso el Gran Buenos Aires, el número asciende a más de 1.300. Además, a estas se suman también  restaurantes, rotiserías, locales de comidas para llevar, bares y confiterías que venden pizzas. El Instituto de Tecnologia Industrial (INTI) registró un consumo de 3 Kg. de muzzarella per capita en 2015. Sólo en Buenos Aires se consumen más de 39.000 pizzas al día.

“Ya desde el 2014 la cantidad de pizzerías superó a la de parrillas en CABA. Esto se debe al traslado del consumidor hacia un producto más económico, donde en el caso de las pizzerías, también hubo un traslado de clientes del mediodía hacia opciones como maxikioscos o sandwicherías,” menciona Manuel Jamardo, presidente de APPYCE. “Trabajar en el mercado de las pizzas puede ser una de las maneras más económicas para comenzar con su propio negocio, haciéndolo en pequeña escala y modestamente. Es un plato muy popular en todas las clases sociales y siempre hay oportunidades de negocio en todos los barrios. También hay que ser consciente que hay una muy fuerte competencia no sólo de otras pizzerías sino de otros locales que lo agregan como producto secundario.”

Sin embargo, no sólo es el consumidor quien ha cambiado su forma de consumir. En un sector donde conviven las franquicias con los locales de emprendimientos individuales, los franquiciados buscan nuevas opciones. En un mercado donde, según datos de Estudio Canudas, el 40% de las franquicias son gastronómicas, es el sector quien también debe ofrecer nuevas oportunidades de negocio. Así, surgen emprendimientos para los cuales no es un requisito tener formación en gastronomía ni tampoco una inversión de la cuantía promedio en gastronomía.

Pizzas Gigantes está en el negocio de las pizzas y empanadas desde hace 13 años y una de las características de sus franquicias es justamente que no se necesita experiencia en gastronomía. Además, fabrican sus propias pizzas y empanadas y cuentan con su propio departamento de marketing y publicidad que vuelcan en sus franquiciados.  La empresa cuenta ya con nueve locales repartidos entre los barrios de Palermo, Belgrano, Nuñez, Barrio Norte, Villa Urquiza y Villa Crespo y tres variedades de pizzas con precios que parten desde los 110 pesos.

Definida por sus propios dueños como pizza gourmet, Almacén de Pizzas conoce a la perfección el día a día de este negocio. “La pizza se ha convertido en un alimento que en Argentina y en casi todo el mundo es parte de la vida diaria. El consumidor argentino está acostumbrado a comer pizza por lo menos una vez por semana,” comenta su gerente de franquicias Jorge Allende. Actualmente la empresa cuenta con 15 locales propios y 16 franquiciasincluyendo 2 locales en Paraguay y uno en Montevideo, Uruguay.  Para obtener una franquicia de este tipo, la inversión inicial está entorno a los 200mil dólares aproximadamente para un local de 220mts2 y las regalías van del 3,5% al 5,5% de la venta neta del local dependiendo de si la franquicia cumple los objetivos marcados por la empresa. Al igual que ocurre en otros sectores gastronómicos, el personal es capacitado antes y durante el proceso de apertura del local y posteriormente se presta apoyo en la gestión diaria. Para Jorge Allende, el panorama es claro: “es un producto que está muy arraigado en el consumidor argentino y la demanda seguirá sostenida en el transcurso de los años. La proyección es comenzar a desarrollar fuertemente el concepto en el interior del país y regionalizar el concepto en Sudamérica.”

Muestra de esta positiva perspectiva de futuro es también Pizzerías Kentucky, que continúa expandiéndose a un ritmo más que envidiable con su último local, el número 27, recientemente inaugurado en el barrio de Palermo. La cadena cuenta con dos formatos de local: el clásico con pizzas y empanadas y el Ya, que incorpora la modalidad de autoservicio. Al igual que otros sectores, la incorporación de promociones especiales permite mantener un precio accesible al consumidor y aún rentable para la empresa. Además de sus productos clásicos como son las pizzas y empanadas, Kentucky ha incorporado servicio de cafetería y una pequeña variedad de otros platos (ensaladas y postres) que amplían su oferta permitiéndole seguir siendo formalmente y en esencia una pizzería, pero sumando otro tipo de clientes.  En la actualidad Kentucky cuenta con más de 320 empleados y un promedio de 2 millones de pizzas vendidas anualmente. Su plan de negocios contempla llegar a los 80 locales para el 2020.

La adaptabilidad de este mercado se refleja además en las oportunidades de inversión para un posible franquiciado. Ante la necesidad de adaptarse a un franquiciado que busca en la gastronomía una opción comercial pero no cuenta con una inversión demasiado grande, se suman marcas que ofrecen un producto de calidad, que no requieren grandes periodos de capacitación pero que fundamentalmente son accesibles al bolsillo de un pequeño o mediano inversor.

La Morita, con sucursales en Capital federal,  provincia de Buenos Aires y Rosario, comercializa entre sus productos pizzas, tartas y empanadas, y es una marca ya consolidada. Cuenta con más de 30 locales en capital federal y provincia respectivamente, cinco en la ciudad de Rosario y uno próximo a abrir.  Al igual que otras franquicias que no requieren de un profesional gastronómico para su implementación, el producto es entregado en el local y el franquiciado sólo debe hacerlo pasar por un sistema estandarizado de horneado del que el producto sale completamente listo para su venta. Sinroyalties ni regalías, la inversión inicial ronda los 380mil pesos.

Kiosko de empanadas y pizzas Cono Pizzoa son dos que en poco tiempo han logrado crecer ofreciendo un producto simple y económico al mismo tiempo que las inversiones para ser su franquiciado tampoco superan los 600 mil pesos. Kiosko nace en 2015 y cuenta ya con 32 sucursales y un producto final a un precio por debajo de la empanada tradicional. “Kiosko funciona muy bien como simple inversión y no requiere presencia. La inversión se recupera en un año y medio y posee alta rentabilidad,” cometa Brian Roisentul, responsable de marketing de empanadas Morita y Kiosko de  empanadas y pizzas. “La ganancia de la empresa resulta de vender el producto al franquiciado al 50 % de su valor.” Sin regalías. Sin fee de ingreso. La inversión inicial ronda los 280 mil pesos con local con llave en mano y andando. “Tenemos un precio del producto final muy competitivo ya que, al tratarse de una empanada ligeramente más pequeña que otras marcas, puede venderse a un precio mucho más barato que otros locales de empanadas.”

Cono Pizza se introdujo en el mercado en 2009 como una variante de comer pizza simple pero diferente, al paso, que estaba vigente en otros países pero no en nuestro país. La inversión inicial está entorno a los 600 mil pesos, que incluye el fee de ingreso y el stock inicial. La marca cuenta ya con 60 franquicias en todo el país y presencia en Argentina, Ecuador, Chile, Colombia, Guatemala, Venezuela, Perú, Panamá, Paraguay y Costa Rica.

Otra de las franquicias que en poco tiempo ha logrado expandirse con rapidez es Fábrica de Pizzas.  Posee actualmente 89 locales franquiciados funcionando y un promedio de 7 mil pizzas mensuales por local. Su clave: la elaboración de un producto a muy bajo costo que resulte accesible al consumidor para así poder masificarse.  Para formar parte de esta marca existen dos modalidades: a través del local propio y la venta directa al consumidor final o como fabricante elaborador de productos, en particular de bollos de pizza y proveedor para los locales franquiciados. Además. Como Master Franquiciado, se ofrece la posibilidad de crear un sistema de franquicias territorial. Ya sea como franquiciado o como fabricante, Fábrica de Pizas ofrece ambas modalidades con planta o local “llave en mano - llave en marcha”, es decir, con todas las instalaciones y equipamientos necesarios para comenzar el proceso de venta. Para 2017, su plan de expansión contempla la apertura de 50 locales y franquiciarse en el exterior. Con una inversión promedio en torno a los 395 mil pesos sin cobro de regalías y un recupero de la inversión  de 12 meses, Fábrica de Pizzas al igual que otras franquicias que apuntan a un público masivo y a un franquiciado con un monto menor para invertir, se expande con velocidad en un mercado donde los bajos costos de producto se afianzan como tendencia.

Ante la posible llegada al país de marcas extranjeras como Pizza Hut o Domino´s Pizza, el presidente de APPYCE es contundente: “Ambas marcas ya estuvieron en el país y no pudieron competir con la calidad de las pizzerías de Argentina. No digo que su calidad sea mala sino un sabor totalmente distinto al autóctono, otras cadenas han aggiornado sus productos al sabor de cada país, ellos no lo supieron hacer. La gran mayoría de los porteños está acostumbrado a comer la misma pizza siempre, la que comieron de chicos con su familia, muy pocas veces prueba otra. Hasta ahora probamos la de estas cadenas y volvimos a nuestro sabor. Si se instalan, no creo afecte a corto o mediano plazo el mercado argentino de pizzas.”

Existen también otras marcas en expansión y en proceso de franquiciarse, como Buddy´s Pizzas en la localidad de Tigre, con mas de 15 locales y en proceso de franquiciar. No obstante, para todas la clave es la misma; no perder de vista que los desafíos del sector, más allá de cuestiones legales o económicas propias, son perfectamente superables: para vender cada vez un poco más es necesario entender que el cliente premia ante todo el servicio y la calidad.

 

 

Fuente

-Jorge Allende - Almacén de Pizzas

www.almacendepizzas.com

-Brian   Roisentul  - La Morita y Kiosko de empanadas

www.empanadasmorita.com.ar / www.kioskoempanadas.com.ar

-Manuel Jamardo

Presidente de la  Asociación de Propietarios de Pizzerías y Casas de Empanadas

www.escuelaappyce.com.ar

Estudio Canudas

www.estcanudas.com.ar

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com